"La luna camina despacio pero atraviesa el mundo"
 (Proverbio africano)

jueves, 21 de enero de 2016

Negro sobre blanco

Estos días han sido muy dolorosos para aquellos personas que se dedican a la educación pública. Me explico. Durante los últimos años hemos sido el blanco de los políticos sin escrúpulos que, sin ningún disimulo, nos han acusado de todas las maneras imaginables e inimaginables.


Las acusaciones han sido de ser unos privilegiados, de no hacer bien nuestro trabajo, de ser unos acomodados, ... cuando la realidad sencillamente era que éramos víctimas de una manera de hacer las cosas absolutamente desquiciada por parte de unas personas que no tenían ningún contacto con la realidad educativa y una forma de entender la vida basada en el éxito fácil e inmediato.


Pero lo que realmente era inimaginable es que mientras se nos alentaba a "hacer más con menos", mientras incluso se nos llegaba a decir de hacer las fotocopias a dos caras para evitar costes innecesarios (como si no lo hiciéramos ya no por el coste económico sino por la huella ecológica que provoca el no hacerlo) insisto, mientras todo esto ocurría, delante mismo de nuestras narices se consentía un auténtico festín económico en una época donde muchas familias sufrían por la situación económica.


Pero lo triste de ésto es que han debido hacer falta muchos ojos que no querían ver y muchas bocas que no querían hablar, imagino que por el temor a las consecuencias, para cometer una tropelía de semejantes proporciones.


No voy a calificar dichos actos, sencillamente os muestro lo visto en una red social y a ver ahora como se pueden justificar los recortes en personal, el aumento de la ratio de las clases, la disminución de las becas comedor, de libros, de transporte escolar ...


(Otra vez me preguntan a qué viene el título de la entrada. Pues pincha aquí)